10 reglas para proteger tu información en redes sociales

Evita ser víctima del cibercrimen en las redes sociales con estas 10 reglas esenciales para proteger tu información personal.

1. Publicar solo lo necesario: Cualquier información que se publique en las redes sociales es una puerta que abres a tu vida privada. Y solo alcanza con que esa información caiga en las manos erróneas para vivir una situación indeseada, ya sea de suplantación de identidad, estafa o engaño.

2. Configurar la privacidad de cada cuenta: Información tan sensible como nuestra fecha de nacimiento, lugar de residencia, trabajo o estudio puede ser utilizado en nuestra contra. Gestionar la privacidad de nuestra información de manera correcta y consciente en cada cuenta que tengamos perfil, es la mejor manera de proteger esta información.  

3. Desconfiar de las personas que no conoces: Los casos de fraude o acoso lamentablemente son muy comunes en el mundo digital y las redes sociales se han convertido en un nicho cada vez más explotado por los cibercriminales para realizar este tipo de prácticas. La cautela y la desconfianza son dos grandes aliados a la hora de entablar algún tipo de contacto o relación con alguna persona desconocida.

4. Verificar antes de hacer clic en los enlaces que llegan por mensajes: El escenario se repite una y mil veces: a través de nuestras redes sociales nos llegan mensajes de contactos desconocidos, con promesas de algún beneficio/premio y un link que parecería ser la llave que abre el cofre del tesoro.

5. Elegir contraseñas largas y complejas: Optar por una contraseña robusta y extensa es otro gran paso para proteger nuestras cuentas de las diferentes redes sociales. Idealmente, deben ser frases que incluyan alrededor de 20 caracteres, letras, números, mayúsculas y caracteres especiales. Respecto de las contraseñas, hay que evitar claves muy fáciles de adivinar, como aquellas que se componen simplemente de fechas, nombres o las típicas “123456” o “password”.

6. Implementar la autenticación en dos pasos: La mejor aliada de una contraseña robusta es la autenticación en dos pasos, también conocida como doble factor de autenticación. Todas las redes sociales hoy cuentan con la posibilidad de habilitar este segundo factor de seguridad, para así asegurar una correcta protección de nuestras cuentas.

7. Utilizar una conexión a Internet segura: Un buen primer paso es asegurar que la conexión a tu red Wi-Fi cuente con una contraseña segura y verificar que la configuración del router sea la adecuada. En el caso de que necesites utilices una red de Wi-Fi pública, lo ideal es realizar la conexión a través de una VPN  y, si necesitas ingresar información sensible o credenciales de acceso, utilices los móviles para navegar por internet desde tu smartphone.

8. Realizar backup de la información: Tan importante como mantener protegidos los accesos a tus datos personales, es realizar un backup de la información más importante, algo que, ante escenarios como un robo o extravío de nuestro dispositivo o bien ante una infección con malware, será de gran ayuda.

9. Cerrar aquellas cuentas que ya no utilices: Con el paso de los años, algunas plataformas van quedando obsoletas y ya no las utilizamos. Las cuentas que hayamos creado pueden representar un eslabón muy débil en lo que refiere a la seguridad en Internet. Por un lado, porque seguramente las contraseñas sean débiles y por otro, porque es posible que estas plataformas no cuenten con una política de protección de datos eficientes y segura.

10. Contar con una solución de seguridad: Todos los puntos anteriores se verán potenciados con la implementación de una solución de seguridad robusta que brinde protección contra los intentos de phishing, el malware y aquellos sitios o archivos sospechosos que pueden llegarnos a través de las redes sociales.