Windows 11 limitará el uso de la IA generativa

Microsoft posee una de las mayores y más potentes colecciones de servidores web del planeta. Sin embargo, incluso a esta empresa le asusta la idea de que unos mil millones de usuarios de Windows utilicen servicios de IA generativa que consumen muchos datos y procesadores las 24 horas del día, los siete días de la semana. Por eso no es de extrañar que en el nuevo contrato de licencia de usuario de sus servicios en línea se diga que Microsoft limitará temporalmente el acceso de los clientes al servicio Microsoft Generative AI en caso de uso excesivo.

No se especifica exactamente en qué consiste el uso excesivo de la IA generativa (que permite al usuario crear texto e imágenes basándose en datos específicos, como en ChatGPT y DALL-E). Pero, como sabe cualquiera que haya probado estas herramientas, no es un proceso instantáneo y las cadenas complejas de generación de texto o el formato intrincado pueden tardar varios minutos en completarse en un servidor remoto. Los nuevos cambios en las condiciones de licencia fueron descubiertos por Cloudy With a Chance of Licensing.

El cambio es casi seguro en preparación para un despliegue más amplio de herramientas de generación de IA en Windows Copilot, que llega con la importante actualización 2023 de Windows 11, uniéndose a la IA infundida Bing Chat, la nueva IA infundida en la aplicación Paint, y más. Pero el nuevo lenguaje específico se dirige a los acuerdos empresariales, donde Microsoft 365 Copilot ofrece mejoras de IA generativa para herramientas empresariales como PowerPoint, Excel y Outlook. Se lanzó a principios de noviembre junto con la gran actualización Windows 11 2023 Update que añadió Windows Copilot.

Aunque la herramienta de generación de texto e imágenes Copilot está ampliamente integrada en todo el sistema operativo, y se prevé una integración aún mayor, el cambio en los términos es una prueba que ni siquiera Microsoft puede predecir la carga del servidor de millones de usuarios que podrían utilizar el servicio a la vez. Pero si Microsoft está introduciendo nuevas condiciones que le permiten limitar el uso individual de los usuarios, sea cual sea la definición que la empresa dé al uso excesivo, debe estar previendo un impacto mucho mayor en sus servicios de datos en el futuro.

Basado en el artículo de Michael Crider (PCWorld).

Loading